La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

El vinagre de manzana es el tipo de vinagre más popular. Se le atribuyen beneficios que cuentan con el respaldo de la ciencia.

* Alto contenido de ácido acético, que tiene potentes efectos biológicos

El vinagre se hace a través de un proceso de dos pasos que se relacionan con la manera como se hace el alcohol.

En el primer paso se exponen las manzanas trituradas (o sidra de manzana) a la levadura, y estos hacen que los azúcares se fermenten y se conviertan en alcohol.

En el segundo paso, se añaden bacterias a la solución alcohólica, que además fermentan el alcohol y lo convierten en ácido acético, el compuesto activo principal en el vinagre.

En francés, la palabra “vinagre” de hecho significa “vino amargo”.

El vinagre de manzana orgánico no filtrado (como el de Bragg) también contiene la “madre” del vinagre, que son hebras de proteínas, enzimas y bacterias amigables que aportan al producto un aspecto turbio.

Algunas personas creen que la “madre” es la responsable de la mayoría de los beneficios para la salud, aunque en este momento no hay estudios que lo avalen.

El vinagre de manzana únicamente contiene alrededor de 3 calorías por cucharada, lo que es muy bajo.

No contiene muchas vitaminas o minerales, pero sí una pequeña cantidad de potasio. El vinagre de manzana de calidad también contiene algunos aminoácidos y antioxidantes.

* Puede matar muchos tipos de bacterias

El vinagre puede ayudar a matar agentes patógenos, incluyendo a las bacterias.

Se ha utilizado tradicionalmente para la limpieza y la desinfección, el tratamiento del hongo de las uñas, los piojos, las verrugas y las infecciones del oído.

El vinagre se ha utilizado como un conservante de alimentos, y los estudios muestran que inhibe el crecimiento de las bacterias en los alimentos y evita que se dañen.

Si buscas una manera natural de preservar los alimentos, entonces el vinagre de sidra de manzana podría ser de mucha utilidad.

* Disminuye los niveles de azúcar en la sangre y es muy útil para controlar la diabetes

Por mucho, la aplicación más exitosa del vinagre hasta la fecha ha sido en pacientes con diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 se caracteriza por los niveles elevados de azúcar en sangre, ya sea por la resistencia a la insulina o por la incapacidad para producirla.

Sin embargo, el azúcar alto en la sangre también puede ser un problema en las personas que no tienen diabetes, y esta podría ser una de las principales causas de envejecimiento y varias enfermedades crónicas.

Casi todas las personas deberían beneficiarse al mantener sus niveles de azúcar en la sangre dentro del rango normal. La forma más eficaz (y más saludable) de hacerlo es evitar los carbohidratos refinados y el azúcar, pero el vinagre de manzana también puede tener un efecto poderoso.

* Te ayuda a perder peso y reduce la grasa abdominal: Sorprendentemente, los estudios también muestran que el vinagre puede ayudarte a bajar de peso.

Varios estudios en humanos muestran que el vinagre puede aumentar la saciedad, ayudarte a comer menos calorías y a realmente perder los kilos que están de más.

Por ejemplo, si las personas toman vinagre junto con una comida rica en carbohidratos, llegan a tener una sensación de estar llenos y terminan comiendo de 200 a 275 calorías menos durante el resto del día.

* Reduce el colesterol y mejora la salud del corazón

Las enfermedades cardíacas son actualmente la principal causa de muerte prematura en el mundo.

Se sabe que varios factores biológicos están relacionados con el aumento o la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas.

* Puede tener efectos de protección contra el cáncer

El cáncer es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento descontrolado de las células y puede ser devastadora.

Numerosos estudios han demostrado que diferentes tipos de vinagre pueden matar células cancerosas y reducir tumores.

Dosis y cómo usarlo

La mejor manera de incorporar el vinagre de manzana en la dieta es usarlo en tu cocina: en aderezos para ensaladas, mayonesa casera y alimentos parecidos.

A algunas personas también les gusta diluirlo en agua y tomarlo como una bebida. Las dosis comunes varían de 1 a 2 cucharaditas (5 ml a 10 ml) a 1 o 2 cucharadas (15 ml a 30 ml) por día.

Es mejor comenzar con pequeñas dosis y evitar tomar grandes cantidades. Demasiado vinagre puede causar efectos secundarios dañinos, como decoloración del esmalte dental y posibles interacciones con medicamentos.



Comentarios potenciados por CComment

Soluciones en frio
Requiem Servicio Funebre
Ranking

Podría Interesarte