La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Perder peso no es tan sacrificado ni tan difícil como crees, solo hay que tener claras tres premisas y cumplirlas.

Mentalización: Si realmente quieres conseguirlo, ponte el objetivo a corto plazo, en solo una semana verás resultados y te animarás a seguir adelante. Pésate a diario. Para mantener el objetivo, pésate a diario en ayunas al levantarte. Utiliza un peso digital, comprobarás cómo pierdes peso cada día hasta alcanzar los dos kilos prometidos.

Alimentación: Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada. Prohibido el pan blanco y pastas refinadas. Elimina de tu dieta las pastas, pan, papas y el arroz. Bebe mucha agua. Modera tu consumo de refrescos, bebidas energéticas o isotónicas, que no sean "cero"

Haz ejercicio: Ejercicios de cardio por un mínimo de 30 minutos al día. Debes moverte para quemar alguna caloría más. Si no estás acostumbrado a hacer deporte, bastará con que te muevas y andes una hora al día a paso ligero, te servirá para quemar alrededor de 350 calorías a la hora.

Comentarios potenciados por CComment

Requiem Servicio Funebre
Ranking

Podría Interesarte