La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

El síndrome de la impostora nos azota a todas, persigue y acorrala.
¿Ya escuchaste hablar de esto? Puede que no, pero cuando te cuente de qué se trata seguro, lo reconocés enseguida.
Es eso que nos pasa, cuando no nos creemos capaces, sentimos que estamos engañando a la gente, que hay personas que lo harán mejor, que somos un fraude, etc, etc.
Básicamente, es esa sensación recurrente de que somos impostoras al presentarnos a un proyecto, encarar un trabajo, mostrarnos en público y hasta, en cuestiones más personales donde sentimos, que no estamos a la altura.
Nos dificulta tanto en lo laboral como en lo íntimo, al punto, de no construir relaciones sanas por el hecho de no considerarnos merecedoras de eso.
¿Ahora sí lo visualizaste?

Ranking

Contenido relacionado