La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Martina Crispo, investigadora del Institut Pasteur de Montevideo (IP Montevideo), es la primera mujer sudamericana (y la primera persona de Uruguay) en ser nombrada miembro de la Academia Veterinaria de Francia, una institución que en sus 144 años de historia tuvo entre sus integrantes a científicos como Louis Pasteur y Camille Guérin, quien desarrolló la vacuna contra la tuberculosis (la BCG), entre muchos otros destacados profesionales.

La investigadora es responsable de la Unidad de Biotecnología de Animales de Laboratorio (UBAL) del IP Montevideo y fue propuesta para sumarse a la Academia como miembro correspondiente (categoría para profesionales que ejercen fuera de Francia, no son franceses) por Xavier Montagutelli, responsable del Laboratorio de Genética Murina del Institut Pasteur de París, quien es miembro titular de la academia.

“La nominé por su excelencia científica y habilidad en el campo de la edición del genoma animal. Además, cuando recordamos que el IP Montevideo nació de un convenio entre Francia y Uruguay, no podemos más que regocijarnos de que una investigadora de este instituto establezca este vínculo entre Sudamérica y la Academia Veterinaria de Francia”, dijo Montagutelli.

La Academia Veterinaria de Francia está compuesta por 183 miembros, incluidos 63 miembros titulares y 61 correspondientes, de los cuales hay solo 21 miembros extranjeros. La mayoría son veterinarios, pero también se incluyen profesionales de la medicina, agronomía y biología.

Crispo es doctora en medicina veterinaria por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República, posee un doctorado en Medicina y se especializó en biotecnologías de la reproducción en Japón y en tecnologías de transgénesis animal en Francia. En 2006, en el IP Montevideo, montó la UBAL, una plataforma tecnológica de alto prestigio en la región. El equipo de investigadores y técnicos que dirige —actualmente con 12 integrantes— está enfocado en la generación de modelos animales editados genéticamente por CRISPR y otras biotecnologías asociadas. Además del conocimiento científico generado por Crispo, los ratones producidos por su grupo son utilizados por investigadores de varios países. 

Entre otros proyectos científicos, la investigadora, junto a su equipo, lideró el desarrollo de los primeros ratones genéticamente modificados mediante transgénesis y el uso de células madre embrionarias. Por estos trabajos recibió el Premio de la Academia Nacional de Veterinaria de Uruguay en 2009. En 2014 logró incorporar rápidamente a nivel local la herramienta CRISPR, mundialmente revolucionaria para la edición del genoma, generando modelos animales para estudios en el área del cáncer, enfermedades neurodegenerativas, reproductivas y metabólicas.

Comentarios potenciados por CComment

Ranking

Podría Interesarte