La Prensa Hacemos periodismo desde 1888

Luciano González, argentino y profesor de la Universidad de Sydney, presentó las últimas tecnologías de la ganadería australiana que podrían adaptarse a los sistemas locales, durante el 44º Congreso Argentino de Producción Animal (AAPA). Darío Colombatto de la FAUBA- CONICET y Cristian Feldkamp de CREA moderaron la charla e hicieron preguntas estratégicas para afrontar el desafío de achicar las brechas y mejorar la productividad. 

El  impacto que ha tenido la variante Ómicron en la cadena se suministro de Estados Unidos ha provocado que los precios de los alimentos aumenten y pronto podría afectar el suministro de carne y huevos, según lo expuso el director ejecutivo de Gristedes, John Catsimatidis. El experto mencionó que “Ómicron está cobrando su precio en diferentes niveles de la cadena de suministro, ya sea en los almacenes, los conductores, los cargadores, y cuando se reportan enfermos, hay interrupciones en el sistema”.

Las exportaciones totales de carne brasileña de vacuno en 2021 (incluyendo productos frescos y procesados) cayeron un 7% en volumen y crecieron un 9% en ingresos en comparación con 2020, según la Asociación Brasileña de Mataderos (ABRAFRIGO), que compiló los datos de la Secretaría de Comercio Exterior del Ministerio de Economía. Según la organización, el país movió 1.867.594 toneladas en 2021 frente a 2.016.223 toneladas en 2020, un año de exportaciones récord. Sin embargo, gracias a la subida del precio del producto en los mercados internacionales, los ingresos aumentaron de 8.485 millones de dólares en 2020 a 9.236 millones de dólares en 2021.

Problemas Sanitarios más Frecuentes que Pueden Aparecer luego de una sequía.

Un nuevo trabajo semanal publicado por el mercado “Rosario Ganadero” (Rosgan), analizado con mucho detalle por María Julia Aiassa, hace un balance sobre lo sucedido con el comercio externo de la carne, restricciones, cepo y consumo interno.

La analista indica que el 2021, en materia de exportaciones, “fue por momentos una especie de déjà vu”, es decir, un viaje retrospectivo a otros tiempos en los cuales, en mayo pasado, volvieron a aparecer decretos y resoluciones anunciando el cierre de exportaciones, aperturas parciales, cupos, cortes prohibidos y precios cuidados.

Cifras preliminares de la Bolsa de Comercio de Rosario indican que se espera un nuevo récord productivo para este ciclo en el país. El clima, el principal interrogante. El aporte de dólares volvería a batir un récord.

Las ventas al exterior de estos alimentos marcaron una suba del 16% en septiembre en relación a agosto de este año.

En rigor de los datos, como presenta Aiassa en el informe, según las cifras oficiales del INDEC, hasta el mes de noviembre, Argentina registró ventas al exterior por unas 428.500 toneladas peso producto de carne vacuna y otras 94.130 toneladas de huesos bovinos, generando en su conjunto ingresos por más de 2.500 millones de dólares, lo que significa una caída de apenas un 8%.

“A la luz de estos datos, las restricciones a la exportación impuestas desde el mes de mayo, en principio, parecieran no haber causado un efecto tan contundente sobre los volúmenes embarcados”, advierte.

Sin embargo, despejando las cifras aparecen una serie de “efectos amortiguadores“.

El primero de ellos es la cantidad de huesos bovinos que están siendo exportados que se duplicó entre 2020 y 2021, pasando de 48.000 a 94.000 toneladas de un año a otro, respectivamente. Esto aportó -a valores de noviembre- unos 2.200 dólares por toneladas contra los 6.700 dólares del resto de los cortes de carne.

Por su parte, el incremento de precios capturado durante el último año, en relación a lo negociado en 2020, tampoco permite ver el impacto de las medidas implementadas.

Según el informe, el valor promedio de todo lo vendido en los primeros 11 meses del año -incluyendo huesos- asciende a 4.827 dólares por tonelada, casi un 10% superior a los valores registrados en igual período de 2020, variación que estaría más que compensando la caída registrada en volumen.

Lo que no se generó

El trabajo de ganadería y finanzas de la Bolsa profundiza. Lo que no reflejan las cifras analizadas es lo
que Argentina dejó de generar en materia de divisas desde el mes de mayo.

Entre el quinto mes y el décimo primero, Argentina exportó unas 325.000 toneladas totales, incluyendo huesos. Esto equivale a unas 78.000 toneladas menos que lo exportado en igual período de 2020.

Al valorizar ese tonelaje por el precio promedio registrado durante dicho período (5.232 dólares por tonelada), estamos hablando de una pérdida de ingresos para el país de unos 408 millones de dólares en tan solo siete meses.

En función de lo que había sucedido en los primeros cuatro meses de 2020, la Argentina permitía proyectar un volumen de ventas muy superior al registrado en 2020 para el resto del año. En ese cuatrimestre, se exportó un 19% más de carne, respecto a 2020.

Con un mercado global que demandó muy fuertemente y extrapolando las tendencias, se dejó de capturar unas 155.000 toneladas de carne (a razón de 5.232 dólares por tonelada), el ingreso de divisas que ha perdido el sector y el país, en su conjunto, es contundente: asciende a 800 millones de dólares.

Tanto a nivel internacional como local, el mercado lanero se encuentra en receso. A nivel de Australia, el mercado detuvo sus actividades el pasado 13 de diciembre, con un Indicador de Mercados del Este (IME) que cerró en US$ 9,65 por kilogramo base limpia. A pesar del indicador estar ubicado un 9,8% por debajo del cierre de la zafra pasada, el promedio del indicador en los primeros seis meses está ubicado en US$ 9,92, muy por encima de los US$ 7,71 de la primera mitad de la zafra 2020-2021.

Al igual que la zafra pasada, las expectativas están centradas en la reacción que pueda tener el mercado, para la segunda mitad de la zafra, donde la reactivación de la demanda en las lanas de 28 micras desde China va a ser clave para el repunte de los valores. La cual se espera con expectativas, a pesar que las noticias del impacto de la pandemia no son las mejores.

El próximo martes 11 de enero, se estaría retomando la actividad en el mercado lanero australiano.

A nivel local, el mercado continúo coordinando cargas de negocios ya concretados y generando algunos nuevos, con valores destacados como el negocio de lanas merino de 15,1 micras en Paysandú, que supero los US$ 15,6 por kilogramo de vellón. Pero el movimiento fue hasta el 22 de diciembre y luego se comenzaron a liberar las licencias del sector.

En Uruguay, los brotes por Carbunco ocurren en los meses de verano, con un pico en febrero. Las esporas de carbunco son muy resistentes, pudiendo sobrevivir durante años o décadas en el suelo, por lo que la enfermedad tiende a localizarse en determinadas zonas de alto riesgo llamados “campos malditos”. A la fecha, los servicios oficiales han detectado brotes confirmados de carbunco en bovinos, equinos, y posiblemente en humanos, en el departamento de Rocha. Los registros históricos en nuestro país, del laboratorio DILAVE del MGAP, que es la casuística más completa y larga existente, muestran que las zonas de alto riesgo se localizan en los campos bajos inundables, a lo largo de los grandes ríos (principalmente, Arapey, Río Negro, Tacuarembó y Cebollatí), en los humedales y a lo largo de los canales de agua.

En 15 días comienzan los festejos del año nuevo chino, eso va debería ser un golpe al stock que se tiene disponible, cosa que posteriormente genera mayor demanda. De todas formas, dice Castiglione estamos conforme con los negocios que se están concretando para posteriormente se deja demostrado que “falta carne” y que no quieren quedarse sin el producto.

La zona de Ecilda Paullier, en el departamento de San José, acusa recibo del déficit hídrico que impacta en todo el país y se siente en la producción, dijo Eduardo Mesa al comentar el mercado de quesos.

En cuanto a los quesos, la producción está bajando entre 10% y 20% en la mayoría de los tambos, no tanto por las pasturas sino por el calor.

Fue una operativa con menos vendedores producto de que quien habitualmente compra todo aviso que esta vez iba a llevar menos mercadería. Hay mucha gente en él  esté pero poco consumo.

La oferta de quesos bajo considerablemente y las ventas en igual medida, el impacto del turismo que en años anteriores iba de la mano no se ha notado en las ventas si no, en esta oportunidad sucede lo contrario.

La oferta de la semana se colocó de todas formas  sin variantes en la tabla de cotizaciones.

LOS VALORES.

Queso Colonia de primera calidad entre los $ 160 y $ 180.

Queso Colonia de marca reconocida y estacionados, entre $ 190 y $ 230.

Queso Colonia de segunda calidad entre $ 150 a $ 160.

Quesos con fermento, marcas reconocidas con 50 y 60 días, entre $ 170 y $ 220.

Queso fermento nuevo, entre $ 150 y $ 160.

Queso con destino fundición entre $ 90 y $ 110.

Dambo y Quartirolo, entre $ 150 y $ 160.

Queso Sardo de $ 160 a $ 170.

Quesos para rallar de $ 150 a $ 160.

Magros con y sin sal de $ 160 a $ 170.

Huevos de campo, $ 45 a $ 50 la docena.

Mantecas caseras, de $ 140 a $ 160 el kilo, con poca oferta.

Muzzarella común de $ 150 a $ 160.

Muzzarella de marca impuesta en el mercado entre $ 180 y $ 200.

Roquefort nacional $ 350.

Quesitos Colonia de a kilo entre $ 160 y $ 185.

Quesitos Colonia con gusto incorporado de $ 180 a $ 190.

Quesos de cabra $ 440.

Provolone parrillero, $ 160 a $ 190.

Cuajadas de $ 90 a $ 100, con pocas ventas.

Si bien 2021 fue un año que continuó acarreando los efectos de la pandemia por COVID-19, el balance es prometedor para las exportaciones y la vitivinicultura argentina. Así lo señala el informe presentado por el Observatorio Vitivinícola Argentino, Unidad Ejecutora de la Corporación Vitivinícola Argentina -COVIAR-, y administrada por la Bolsa de Comercio de Mendoza.

Es que a partir de la información emitida por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y relevada por el Observatorio Vitivinícola Argentino, hasta noviembre de 2021 Argentina exportó U$S 756 millones, es decir, U$S 105 millones más que los U$S 651 millones exportados durante los once meses del mismo período de 2020, representando un crecimiento del 16,1% de las exportaciones de vino fraccionado.

En este sentido, el incremento se debe, tanto a un mayor volumen exportado en el orden de los 16,2 millones de litros; como por un mayor valor promedio del litro exportado, que pasó de U$S 3,48 a U$S 3,72 en el período comprendido entre enero y noviembre de cada año.

Pero ¿cuáles fueron los mercados que más demostraron este incremento? Según la información detallada por mercados, entre enero y octubre de cada año se advierte que el incremento en valores absolutos fue de U$S 89 millones (+15,1%), destacándose que tanto Estados Unidos como Brasil fueron los dos destinos que mayor alza presentaron, con U$S 16,9 millones y U$S 15,6 millones, respectivamente. A ello le siguen China, con U$S 8,57 millones de incremento; Canadá, con U$S 5,73 millones de crecimiento; y México, con U$S 5,69 millones de aumento en la facturación

Incluso el resto de los destinos, cuya participación respecto de los ocho principales mercados de exportación del vino argentino puede resultar baja, han tenido un desempeño para destacar, aportando U$S 34,5 millones de incremento al valor de las exportaciones argentinas.

A su vez, el vino tinto exportado en botella, y particularmente el Malbec, explican gran parte de este aumento del valor de las exportaciones. Es que este varietal más elegido por los mercados alcanzó un valor de U$S 427 millones entre enero y octubre de este año, con un crecimiento del 16,5% y una participación en el total de exportaciones de vino fraccionado del 55%.

Tanto es así que, de los U$S 89 millones de incremento en las exportaciones totales de vino fraccionado entre enero y octubre de 2021 versus enero/octubre 2020, el Malbec aportó U$S 60,3 millones, es decir un 68% de ese aumento total de vino fraccionado, constituyéndose en el principal motor de este crecimiento, con el que alcanzó los 102 millones de litros exportados, del total de 183,2 millones de litros.

Las exportaciones de vino fraccionado blanco también experimentaron un crecimiento en el período analizado, aumentando su valor en U$S 8,2 millones y 2 millones de litros. Los principales destinos en los cuales se registraron estos incrementos son: Estados Unidos y Brasil con un valor de U$S 3,5 millones cada uno.

En otro orden, el informe también destaca que las exportaciones de vino en botella siguen representando el 98,8% del valor de las exportaciones y el 93% del volumen, manteniendo esta característica de nuestros despachos que explican el importante valor promedio del precio de exportación del vino fraccionado.

Por último, en cuanto a los competidores, se puede decir que el comercio mundial continuó con tendencia creciente y que los aumentos más significativos fueron de Francia, que incrementó sus exportaciones de vino fraccionado entre enero y octubre de 2021 respecto al mismo período de 2020 en U$S 1.659 millones (+32,7%) e Italia que lo hizo en U$S 1.606 millones (+39,6%).

Ranking

Contenido relacionado